sábado, 28 de noviembre de 2015

Crítica a las Fallas...

Escrito el 26 de mayo de 2013

Me parece bochornoso que en la situación que nos encontramos al menos 6 millones de parados que digan que para salir de la crisis haya que recortar en Sanidad, Educación... y, en cambio, permitan estos disparatados festejos donde uno de los premios consta de 400 mil euros. Pero ¿en qué país vivimos? Entiendo que si hay que apretarse el cinturón estas cosas deberían ser las primeras en dejar de festejar ya que no creo que esté España como para tirar cohetes, o es otra parrafada de esas a las que nos tienen acostumbrados (vacunas, vacas locas, gripes, sida...) me parece una aberración que sufrimos quienes hemos perdido no solo el trabajo, sino también el poder adquisitivo y me temo que como sigamos así perderemos la capacidad de sobrevivir mientras que  el   divierte tirando cohetes y viviendo por todo lo alto. Con lo del macro botellón pasa otro tanto de lo mismo y no creo que así podamos demostrar al resto de Europa si nuestra lamentable recesión económica es real o fingida porque al final nuestros actos como españoles frente al mundo son incoherentes con lo que manifestamos y daremos pie a que pasen de nosotros alegando que somos un país que vive por encima de sus posibilidades y que cuando la UE dice que hay que recortar no es compatible con ponerse a tirar por la ventana el poco dinero, que  según ellos, los que nos gobiernan, hay para sacar el país adelante, pero que por las noticias todos sabemos los millones y millones de euros que se están llevando a paraísos fiscales estos  sinvergüenzas que se supone accedieron al cargo como consecuencia de hacernos creer que serían quienes nos representarían y se encargarían de mantener el bienestar social que habíamos alcanzado tras el esfuerzo de quienes en su día no les importó incluso morir por defender sus ideales en beneficio de la sociedad.

A día de hoy, estos sinvergüenzas juegan con ventaja, ya que, incluso en el hipotético caso de vernos obligados a tener que robar para comer, el castigo también será diferente porque hasta para eso se benefician por el hecho pertenecer a distinta clase social. Eso, a mi entender es algo injusto, ya que, el que roba  es un ladrón y como tal debería de dejar de contar  de privilegios y aquellos que no cumplan ni respeten las leyes tampoco hay que aplicarles las que les beneficien. Ya solo me faltaría que ahora, alguno me corrigiese diciendo que no respeto las normas gramaticales. Después de contemplar cómo vivimos en un mundo dónde casi nadie respeta  leyes ni normas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario